militantes del peronismo revolucionario uno por uno

MUÑIZ, María Dolores.

En camisón y descalza la sacaron por la madrugada de la casa de sus padres (calle Avellaneda 3325. Mar del Plata) con un alto grado de violencia. Ingresaron al hogar luego de violentar la puerta con un hacha. Adentro estaba ella, junto a sus dos hermanas –una de las mismas padecía sindrome de Down- y su madre, que movida por el temor, logró saltar la pared del fondo de la vivienda lindante hacia una casa vecina, creyendo que así podría llamar a la policía para pedir ayuda. Todo en vano. Así fue como se la llevaron estas miserables “fuerzas conjuntas”, a María Dolores, estudiante de cuarto año de la Facultad de Derecho en Mar del Plata y militante de la Juventud Universitaria Peronista (JUP), que había hecho su secundario con las monjas adoratrices. Nunca más apareció con vida. Fue el 17 de marzo de 1976. Ella había nacido, en Dolores, provincia de Buenos Aires, el 26 de enero de 1954.