militantes del peronismo revolucionario uno por uno

MURILLO, Eduardo Jorge. Seguimos con los bigotes: sus compañeros le decían “La Foca” por la frondosidad de los mismos. De más de un metro noventa de estatura era inconfundible por el gamulán que calzaba a diario. Egresado del colegio Otto Krause como técnico químico (promoción 1972), estudiaba Química en la Facultad de Ciencias Exactas. Al respecto, hay una anécdota: él con otros compañeros en el secundario, había dirigido una huelga grande por cierto decreto elaborado por el Ministro de Educación de entonces (Gustavo Malek) que apuntaba a minimizar los alcances del ejercicio de la profesión técnica; el lema que levantaron para hacerle frente, fue: “El técnico es técnico en cualquier lugar que esté y con cualquiera herramienta que tenga”. Militante de Juventud Universitaria Peronista (JUP), fue secuestrado por un grupo de tareas de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), el 11 de noviembre de 1976 en su domicilio de Avellaneda (Lambaré 116), provincia de Buenos Aires. Tenía 21 años. Sigue desaparecido.