militantes del peronismo revolucionario uno por uno

MORO, María Antonia.

“Toni Bidegain”. “La Gallega”. Española, republicana y peronista revolucionaria. Esposa del doctor Oscar Bidegain (ver su registro) quien fuera gobernador de la provincia de Buenos Aires, en 1973, a través del sufragio y en representación del Frente Justicialista de Liberación (FREJULI). El 15 de mayo de 1974, fue parte importante en la creación de la Comisión por la Repatriación de los Restos de Evita, restos recuperados del oprobio dictatorial gorila y luego estacionados en Europa. Evita volvió a la Patria. María Antonia Moro falleció el 9 de junio de 2019, en un nuevo aniversario doliente de los fusilamientos del 9 de junio de 1956. Tuve la inmensa satisfacción de conocerla en vida. Con su andar parsimonioso y de dama elegante, solía salir de su casa que estaba a la vuelta de la Biblioteca Nacional (donde yo trabajaba) y me iba a buscar para que tomaramos el té juntos. Y en cada charla que manteníamos me contaba anécdotas, historias, relatos y situaciones que tenían por protagonistas a personajes de la larga época que iba del primer gobierno de Perón hasta el regreso de la democracia en 1983. Mi avidez por conocer hacia el resto, para que esos encuentros sean hasta el día de hoy, para mí, inolvidables. Quería como si fueran hijos propios a cada uno de los militantes de Montoneros que conoció a lo largo de su vida; tanto en la gestión de gobierno de su marido como en el exilio. Ernesto Jauretche, joven de J.P. y Montoneros en los ’70, escribió con motivo del deceso de nuestra querida amiga: “Don Oscar Bidegain, venerable modelo peronista, hombre de bien, de ilustre memoria para todos los argentinos bien nacidos. Y al lado de él, Toni, que vivirá en la eternidad tal cual fue: Petisa inquieta, mandona y risueña, siempre atenta a los deseos de su gente y en disponibilidad permanente ante las necesidades del pueblo que adoptó como propio. Que lo sepas Toni: Te Queremos. Sus dos hijas Gloria y Cristina no deberían estar tan solas en esta hora terrible en que ven desaparecer a su madre. Por eso estas líneas, que avivan el recuerdo de ‘La Toni’ junto a la escuadra de compañeros que apostamos a la aventura de construir una provincia de Buenos Aires a la medida de su pueblo cuando se está enajenando su presente y su futuro en favor de minorías cipayas y usureras. Queremos hacerles llegar toda la solidaridad de que somos capaces amigos y compañeros. ¡Toni Bidegain, hasta la Victoria siempre!”