militantes del peronismo revolucionario uno por uno

MARRAS, Mario Bonarino. Trabajador en Astilleros Astarsa, cuñado de Martín Mastinú. (Ver su registro). Militante de la Juventud Trabajadora Peronista (JTP) en el gremio de los navales.  Se propuso con otros compañeros, a principios de los ’70 y a través de la lucha obrera, mejorar las terribles condiciones laborales que imponía la patronal. Y lo lograron. En el directorio de Astarsa figuraban los hermanos Braun Menéndez –dueños de media Patagonia- y el brigadier Jorge Rojas Silveyra un antiperonista de aquellos, “gorila” hasta el caracú. Una vez consolidado el golpe cívico-militar en marzo de 1976, dos meses después, el 22 de mayo de ese mismo año, fue acribillado a balazos en una Isla del Tigre, en el Arroyo Paycarabi cuando contaba con 36 años de edad. Actualmente la viuda de Marras (Emilia Rosa Zatorre) y la hermana de Mastinú (Santina, hija de inmigrantes de Cerdeña) reclaman que se condene por el crimen de Marras y la “desaparición” de Mastinú, ocurrida un mes y medio más tarde, a cuatro integrantes de la Prefectura, responsables de los crímenes. Dichos represores (Juan Carlos Gerardi, Roberto Rossin, Alejandro Puertas y Héctor Maldonado) fueron juzgados en ausencia en Roma, Italia, en el año 2000 y recibieron 24 años de prisión.