militantes del peronismo revolucionario uno por uno

MARTÍNEZ, César Carlos.

“Topo Gigio”. Tenía 26 años, estaba casado y tenía 3 hijos pequeños: Gustavo de 5 años, Federico de 4 y Carolina de 9 meses. Militante peronista. Había sido policía provincial en Salta con anterioridad. Era custodio del gobernador peronista Miguel Ragone, también asesinado por bandas paramilitares (ver su registro). A César Carlos Martínez, lo secuestraron en su domicilio del Barrio Vélez Sársfield el 18 de marzo de 1976 a las cuatro de la madrugada, frente a su familia. Un grupo de tres hombres de civil armados, robustos y con pelucas que dijeron ser policías federales (y que seguramente no lo eran) se lo llevaron en una camioneta verde clara. Al día siguiente de su secuestro, sus restos fueron encontrados en la Ruta Nacional Nº 9, a 2 km. de El Gallinato, camino a La Caldera, también provincia de Salta. Su cuerpo, amordazado, había sido dinamitado, pero la cabeza no explotó, por lo que pudo ser identificado. Por este hecho están siendo juzgados el ex Jefe de Seguridad de la Policía de Salta, Joaquín Guil, y el ex Jefe de Policía, Miguel Raúl Gentil, ambos ya convictos por otros delitos de lesa humanidad. La historia de Martínez está vinculada a la de otras dos víctimas del terrorismo estatal: Eduardo Fronda y Luciano Héctor Jaime (ver sus respectivos registros).