militantes del peronismo revolucionario uno por uno

ZAMUDIO, CARLOS ALBERTO 1

ZAMUDIO, Carlos Alberto.

“José”. “Pepe”. Su padre, radical yrigoyenista, era periodista y fue dueño del diario “El Territorio”. Carlos Alberto, nació el 8 de julio de 1948 en Resistencia, Chaco. Fue a la escuela primaria Nº 41 “Ricardo Ivancovich” y la secundaria la realizó en el Colegio Nacional “José María Paz”. Desde los 13 años comenzó a jugar al básquet y llegó a ser en 1965 el capitán del seleccionado chaqueño de esa disciplina, participando en representación de la provincia en el II Torneo Argentino Juvenil de Básquet. En este torneo, recibe una medalla al reconocérselo como el jugador más correcto en el deporte. Casado con María Cristina “Mary” Ferreyra tuvieron 4 hijos. Estudiante de Ciencias Económicas en la UNNE, le faltaron dos materias para recibirse. Militante de Juventud Peronista (JP) en Resistencia, Chaco. Era tan particular en su forma de ser y de actuar que hasta tenía una excelente relación con las prostitutas de la zona y les insistía para que se organizaran sindicalmente con el fin de que se sacaran de encima a los “cafishios”, rufianes y policías. Al agudizarse la represión pasa clandestino a Misiones. Por contactos familiares, podía salir del país hacia Uruguay o hacia Brasil. No aceptó. Él no iba a dejar a sus compañeros ni a sus amigos, ni su lucha. Detenido en Posadas, el 24 de septiembre de 1976. Este compañero montonero fue salvajemente torturado y asesinado en la “Masacre de Margarita Belén”, Chaco, el 13 de diciembre de 1976, a la edad de 28 años. A su familia le entregaron un cajón cerrado con sus restos y le prohibieron realizar velorio alguno, pero esta lo llevó adelante igual. Al respecto cuenta su hija Dafne Zamudio: “Nos entregaron el cajón cerrado con la orden de no abrirlo, así que tampoco tenemos la certeza que sea su cuerpo el que se encuentre allí, pero como decía mi Vieja: ‘No importa, si no es él, es el de un compañero’ (…) El 13 de diciembre yo perdí a mi papá, pero en realidad perdimos todos como sociedad, porque ese día ganó la impunidad y el terror”.