Roberto
Baschetti

Gómez, María Elena

“La Flaca Mary”. Nacida en San Juan un 27 de agosto de 1940. Estudiante en la Escuela de Bellas Artes. Modista. Militante del peronismo montonero, secuestrada-desaparecida el 1° de diciembre de 1978 en su casa y alojada en el CCD “Olimpo” antes de su asesinato. Para mayores datos, ver registro de su esposo Oscar Manuel Cobacho, con el que tuvo dos hijos: Juan Martín y Leandro Manuel. Oscar había caído en una cita en las inmediaciones de la estación Ramos Mejía del FF.CC. Sarmiento. Lo obligan a ir a su casa donde secuestran a su mujer. En marzo de 2018, la organización HIJOS de La Matanza, provincia de Buenos Aires homenajeó a María Elena Gómez. El homenaje fue realizado en la Escuela Normal Superior “Dr. Mariano Echegaray” en Ciudad Evita, La Matanza, donde ella cursó sus estudios secundarios. Una placa con su nombre se inauguró en el frente del establecimiento escolar; la misma estaba cubierta por una bandera argentina, como símbolo de la lucha militante de ella y su marido. Ambos habían llevado esa misma bandera a Ezeiza, el 17 de noviembre de 1972, cuando Juan Domingo Perón regresó a la Patria, luego de un largo e injusto exilio. Su hijo Juan Martín, presente, explicó el sentido de la ceremonia: “Este tipo de homenajes es un ejercicio permanente de mantener la memoria activa de nuestra sociedad, nos mantiene vivos para pensar que un genocidio en la Argentina no vuelva a suceder. En tiempos de negacionismo, donde se niega un genocidio, nosotros los que estamos en los territorios, los militantes, la sociedad en su conjunto, con estos pequeños actos de memoria conformamos herramientas únicas para contrarrestar ese discurso que baja desde el gobierno de Macri”. A 40 años de su secuestro y desaparición forzada (1-12-2018), en un obituario de “Página 12” sobre ella y su marido Cobacho, familiares, amigos y compañeros, proclaman: “Militantes Peronistas desaparecidos. ¡Hoy y siempre, presentes! En las luchas por la igualdad, por una Patria Libre y Soberana. Son ustedes el faro que nunca se apagará”.