Roberto
Baschetti

Gonçalvez, Gastón Roberto José

Nacido el 26 de abril de 1950 en Buenos Aires. Su cuerpo fue identificado por el Equipo Argentino de Antropología Forense. Sepultado como N.N. en el cementerio de Escobar, había sido asesinado el 2 de abril de 1976, luego de 8 días de cautiverio en la comisaria de Escobar. Es decir, que fue secuestrado el mismo día del golpe militar, el 24 de marzo de 1976. Tenía 26 años. Escribía, alfabetizaba niños y mayores a través de la Dirección de Alfabetización del Adulto (DINEA), y también colaboraba en la organización social de las villas de la zona Norte, con la creación de guarderías y dispensarios. Se movía social y políticamente en la Unidad Básica del Barrio Bedoya en Garín, provincia de Buenos Aires. Era militante territorial de Juventud Peronista (JP) y un cristiano consecuente. Fue detenido en un tren antes de llegar a Zárate. Alcanzó a dejar un papel a un pasajero del mismo tren con sus datos, quien avisó a la familia del secuestro. Ya Gastón se había salvado de la muerte el año anterior cuando fue secuestrado por la Triple A y con posterioridad liberado. Esta vez no corrió la misma suerte. Una pareja lo vio adentro de un celular policial, por última vez con vida, el 29 de marzo de 1976, pero con signos de haber sido torturado por el ex policía Luis Abelardo Patti, según declara en el juicio de 2010, Jesús Bonet, que fue compañero de militancia de Gastón. El cuerpo de éste apareció torturado y carbonizado en un camino del Río Luján. Aquel celular policial, estaba estacionado en las proximidades de la comisaria de Escobar que estaba a cargo del comisario Juan Fernando Meneghini, siendo su interventor el capitán del Ejército Eduardo Francisco Stigliano (el mismo tipo que secuestró e hizo desaparecer al poeta entrerriano Tilo Wenner, director del diario “El Actual” de Escobar). La compañera de Gonçalvez, Ana María del Carmen Granada, montonera, clandestina (ver su registro), muere el 19 de noviembre de 1976 en un enfrentamiento en San Nicolás, provincia de Buenos Aires. Pero tiempo antes, dio a luz al segundo hijo de Gonçalvez, al que llamó con documentos truchos facilitados por la “orga”: Claudio Novoa. Con menos de un año y ante la muerte de su madre, éste fue a parar al Hospital de San Nicolás con problemas respiratorios y dado luego en adopción a una familia, hasta 1991 en que supo su verdadera historia y volvió con su familia verdadera. Dice Claudio: “Hasta entonces lo único que sabía era que mi mamá biológica me había abandonado. Pero esa noche, después que me contaron sobre quienes eran mis padres verdaderos, dormí realmente relajado”. Gonçalvez de su primer matrimonio con María Mercedes Faggionato tenía un hijo, también llamado Gastón, bajista del grupo musical “Los Pericos” en la década de los ’90; al que Claudio iba a ver como un fana más del grupo, sin saber que era su medio hermano. Ahora, ambos militan en HIJOS.