Roberto
Baschetti

Laciar, Irma Leonor

Nacida en Sampacho, Córdoba, el 1º de julio de 1926. Su primario lo hizo en Córdoba; su secundario en Buenos Aires. Irma Leonor Laciar de Carrica. Enfermera profesional e instrumentadora quirúrgica. Docente en la Facultad de Medicina. Trabajó siempre e incansablemente para dignificar la salud pública y el derecho a la salud de todos los argentinos, lo que el ganó el reconocimiento de ser conocida como “La Enfermera de los Pobres”. Llevaba a sus alumnos de enfermería a recorrer las villas para que vieran de motus propio como vivía esa gente que ellos debían ayudar a sanar. Estuvo asistiendo en Plaza de Mayo, el 16 de junio de 1955 a los heridos por las bombas y la metralla gorila y le contó a su hijo “Pelusa” que ella nunca olvidó ese troleybus despanzurrado por la explosión y los chiquitos muertos en tanto su maestra, ya sin piernas rogaba que los salvaran a ellos. Otra vivencia que la marcó fue observar a los médicos cajetillas que durante el peronismo eran fervientes peronistas y luego de la “Libertadora” pasaron a ser fervientes antiperonistas y que con sus coches que estaban en las calles internas del Hospital Rivadavia, ataron con sogas los bustos de Perón y Evita, que eran las figuras que habían puesto los trabajadores del hospital. Los arrastraban entre cantos y burlas, brindando con champagne, mientras los compañeros de ella, los trabajadores, lloraban. Estos hechos y después el asalto a los sindicatos obreros, los fusilamientos de José León Suárez, la llevaron a ser militante de ATE y luego del ’55 sumarse a la Resistencia Peronista. También defendió los derechos humanos de los presos políticos y sus familias. Se sumó a fines de los ’60 a la CGT de los Argentinos. Militó codo a codo con los pibes de la JP y sumó sus esfuerzos a la construcción del Partido Peronista Auténtico (PPA). Secuestrada-desaparecida en Capital Federal (Barrio de Liniers) el 18 de abril de 1977 a la edad de 53 años, por un comando conjunto de Policía Federal y Ejército al mando del teniente coronel Gatica, por entonces Jefe del Regimiento Patricios. Recordada por familia, alumnos, colegas y compañeros de la siguiente manera: “Porque amaba la vida luchó por un mundo mejor; porque hoy no está con nosotros la recordamos asumiendo el compromiso de concretar sus sueños”. A su memoria, hay una placa colocada en la puerta de su casa, Palmar 6658, barrio de Liniers.