Roberto
Baschetti

Loto, Daniel Roberto

23 años. Fue camionero y empleado de comercio. Pero su oficio real era carpintero. Comenzó su militancia en las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y pese a su entrega que lo llevaba siempre a hacer algo más, reconocía su “talón de Aquiles”, cuando confesaba una fobia sin igual por las arañas. En el año 1974 se casa en Córdoba con María de las Esperanzas Beltramino y se van a vivir a Santiago del Estero. Ambos eran para entonces militantes montoneros y oficiales de esa organización guerrillera peronista. Él es secuestrado-desaparecido en Salta en la madrugada del 24 de septiembre de 1976. Ella, pasa por La Perla, La Ribera, El Buen Pastor, la Unidad Penitenciaria N° 1 (UP-1) y la cárcel de Devoto donde estuvo 6 años y 6 meses detenida. A Daniel Roberto Loto le decían “El Flaco” y siempre fue una persona muy alegre y estricta en su militancia; manejaba muy bien pese a usar gruesos anteojos y su hija María José que lo disfrutó poco, recuerda con amor que era él, el encargado de calentar las mamaderas de leche que ella luego se tomaba lo más pancha. Además, María José Loto, ahora, es militante de la agrupación H.I.J.O.S. en Córdoba. El padre de Daniel, José Dalmacio “Pepe” Loto, fue intendente de Las Termas en Santiago del Estero (ver su registro).