Roberto
Baschetti

Sánchez, Marcelino Bienvenido

Siempre se definió como “naturalmente peronista”. Hijo de campesinos de Orense, en el sur bonaerense. Integrante del Ejército Argentino, al que se “enganchó” luego de cumplir con el servicio militar obligatorio. El tanquista (del Regimiento 8) Marcelino Sánchez, se resistió con otros suboficiales en Campo de Mayo al levantamiento protagonizado por oficiales “gorilas”, el 28 de septiembre de 1951, con el fin de asesinar a Perón. Cuando un tanque golpista se abalanzó sobre él y sus compañeros, de golpe, del interior del mismo, apareció otro suboficial (Miguel Ángel Fariña. Ver su registro) que les gritó “¡No se entreguen muchachos!”; “¡Viva Perón!”, y corrió hacia ellos. Un capitán sublevado: José Daniel Iglesias Brickles, con su pistola le tiró y lo mató de espaldas, sin que pudiera presentar defensa alguna. Marcelino Sánchez, no dudó, le apuntó al oficial golpista y le metió un tiro en el pecho sacándolo de combate, aunque no murió. Por conjurar el golpe militar, fue premiado con una medalla que el propio Perón puso en su solapa en un acto público en Plaza de Mayo. En 1955, la “Revolución Fusiladora” lo echó directamente del Ejército dándolo de baja.