Roberto
Baschetti

Walker, Enrique Juan Ricardo

Nacido el 23 de octubre de 1941. Pese a esa carrada de nombres, todo lo conocían como “Jarito”. También como “El Inglés” ya que de hecho su fisonomía encajaba perfecto con el apodo, al ser rubio, pecoso, alto y de ojos celestes, con un pasado de jugador de rugby en la primera división de Pueyrredón. Fue periodista en la revista más pelotuda y arribista de la prensa nativa: “Gente”. Walker, era un hombre de derecha que apoyaba la libre empresa, el liberalismo económico, la inviolabilidad de la propiedad privada y demás patrañas de la mentalidad burguesa. Hasta que un día lo mandan a cubrir la guerra de Vietnam en Oriente; cuando le preguntó a un soldado yanqui que era lo mejor que había aprendido allí, el tipo le contestó: “A ser egoísta”. De escala por París, es testigo directo de la revuelta del Mayo Francés en 1968. Eso lo conmociona tanto, que luego vuelve a nuestra patria, renuncia al cargo tan apetecible de jefe de redacción en la revista boba (se niega a cobrar indemnización alguna por una cuestión ética) y comienza una intensa militancia, político-social enlazada con su profesión periodística. Haciendo “Nuevo Hombre” logra en una publicación semanal, aunar, dar cabida, explicitar, tres pensamientos revolucionarios de la época: el cristiano, el marxista y el peronista. Luego asumido como peronista revolucionario y montonero, será redactor de “El Descamisado”, la revista de la Juventud Peronista de las Regionales. Cuenta su amigo y colega, Vicente Zito Lema: “El 17 de julio de 1976, Jarito estaba en el cine Moreno, en la avenida Rivadavia 5050; sabía que lo andaban siguiendo, era de tarde, interrumpieron la película, prendieron las luces, entraron empuñando sus pistolas, era una de las habituales patotas militares: todos contra uno… Seguramente en la pantalla el héroe les ganaba a los malandras; aquí no sucedió así. Se lo llevaron a la rastra luego de una violenta resistencia”.